miércoles, 26 de diciembre de 2012

La exclusividad del palo III

De metaleros y otras yerbas (parte 2)
La estética que hace al metalero
De vez en cuando, en este basto e infinito universo llamado Internet, tenés la desgracia de cruzarte con gente que se cree que la ropa que usa, o con su aspecto físico, define su carácter y su forma de ser; en vez de decir “demuestro mi pasión” es “miren, soy metalero porque uso/tengo x cosa”. Harta estoy de hacer este tipo de planteos, pero en vez de hacerlo esporádicamente en twitter (como hice hace un par de días), vengo a plantearlo de una forma más sólida acá, pero antes de seguir debería hacer una aclaración para que no me malinterpreten. Ojo, yo amo el pelo largo, los tatuajes y uso remeras de bandas, pero hay gente que cree que estos son los que ‘forman’ al amante del metal, y no al revés… Empiezo.
Generalmente, dentro de mi casa soy una crota; ando descalza, uso ropa cómoda y suelta (como remerones y joggins), y cuando ando por la calle, (también generalmente), estoy con un jean o un short, unas converse y una remera negra con la estampa de alguna banda, o una musculosa lisa (no soy de usar colores cotidianamente). Esa es la Rocío típica. Ahora, si tengo algún evento, algo que sale de la cotidianidad, sea una fiesta, una reunión familiar, algún festejo de cualquier tipo, suelo ponerme vestidos, o zapatos con tacos altos, maquillarme… Como (casi) cualquier mujer… Ahora, a lo que voy, ¿soy menos ‘metalera’ porque no llevo el atuendo conmigo 24/7? Yo siempre pensé que la pasión y el amor que sentís por un tipo de música se llevan en el alma, que corre por la sangre… No que se lleva en la estética. Es lo mismo con los tatuajes, el pelo, los accesorios y demás… No porque tengas más tachas, más pañuelos o más cuero sos más metalero. La calidad de las estampas de tus remeras, la cantidad que tengas, el largo de tus mechas o así estés tatuado hasta dentro del orto, esas no son cosas que definen a una persona como un amante del metal, es un plus. Como dije hace unos días: “la ropa no hace al metalero”, ni nada que tenga que ver con tu aspecto.
Pasa que hoy en día, cualquier pelotuda (porque pasa un 99% de veces más en mujeres que en hombres), se pone una remera de Pantera (por decir una banda al azar) y dice MÍRENME, AMO LA METÁLICA, como desgraciadamente ahora mismo pasa con todas las idiotas que se ponen remeras de los Guns o de los Ramones, precisamente para hacerse notar… Pretender ser algo que no son. Y les reitero lo que twitteé hace unos días, yo AMO AC/DC, Metallica y GNR, sin embargo, no tengo mil modelos de remeras que lo demuestren, ni tengo tatuajes, ¿eso me hace ser menos fan? No me jodas. El fanatismo, primero y principal, se lleva adentro, no en algo estético. Vos primero amás una banda, después viene el resto…
Es un poco repetida la temática de esta entrada, pero estaba cansada de ver tantas de estas cosas y quedarme callada. Lo expresé, sí, en twitter, pero tenía ganas de compartirlo de una manera más sólida y ‘formal’, organizar bien las ideas y ponerlas en orden. Estoy segura que de algo me estoy olvidando… Pero buen. Es más que nada en facebook (el cual casi tiene telas de araña por el poco uso que le doy) que te cruzás con estos trve brvtal meroljeds from jel  llenos de tatuajes y pelo largo que putean a los que escuchan bandas conocidas, o propiamente dicen que si escuchás Ozzy, si te gusta Megadeth o Metallica, si admirás a los Guns o cualquier otra banda conocida, sos posser, trucho y no sos un verdadero metalero, no sos true… La ignorancia abunda, y más cuando se trata de temas como estos.
En fin, se alargó un poquito más de lo que pensé, pero tenía muchas ganas de expresarme… Y ahora que estoy (a un día de ser) libre, voy a concretar todas las ideas que tengo y las voy a subir. Saludos.

A8bcu0rcmaezvfv_large

4 comentarios:

  1. Ciertamente si no te gusta una banda (de las que todo el mundo considera como posser, vendida, o que tenga rivalidad con otra) no en todos los casos tiene que ver con lo que decis, pero el punto se entendio y comparto demasiado lo q decis.
    creo q muchos tratan de decir algo q solo miro por ahi y lo repite pensando q es lo correcto a creer y repetir, cuando la verdad no opina lo que realmente le gusta escuchar y creer, no hay peor posser(odio esa palabra) que el que no respeta sus propios gustos por miedo a que lo critiquen...
    un saludo rocio.

    ResponderEliminar
  2. No podrías haberte expresado mejor, es muy cierto, sos fan solo con el hecho de escuchar, gustar y sentir cualquier tipo de música, no hace falta tener remeras, tatuajes, posters o lo que sea... ;)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo. Sin embargo, me veo en la obligación de matizar un poco las ideas desarrolladas en tu escrito. Vamos a ver, en primer lugar, debes admitir que existe una íntima relación entre los atuendos de una persona y su carácter. Ejemplos: Una persona coqueta valorará y se preocupará sobremanera por su aspecto; mientras que una persona menos preocupada por su apariencia no le atribuirá tanta importancia a su vestimenta. Como bien sabrás, la mayoría de metaleros, en un intento desesperado por desmarcarse de las actuales tendencias; buscan expresar su radicalidad musical mediante el uso de tatuajes, ropaje agresivo y demás parafernalias. ¿Esto hace al metalero? Obviamente no, ya que un metalero sin recursos económicos dejaría de serlo por el mero hecho de no poder permitirse el lujo de comprar ciertas prendas. No obstante, la ropa y los objetos relacionados con el género suelen marcar una relativa diferencia entre los metaleros más "superfluos" y los metaleros que aman el mundillo del metal con mayor fervor. Es decir, tú, seguramente, le pedirías una camiseta de "Metallica" a tus padres para tu cumpleaños (es un suponer) y otra chica que no estuviera tan puesta en este campo no. Aunque ambas escuchéis a "Metallica". En definitiva, llevar prendas o tatuajes de un grupo demuestra tu compromiso con el mismo. Yo sería incapaz de tatuarme a "Megadeth" en un brazo (por ejemplo), mi amor por ellos no llega a ese punto. En conclusión, la estética es un reflejo de la personalidad. Y, en este mundo, donde nos vanagloriamos de poseer un estilo propio cuenta mucho. Aunque no llevarlas no te convierte en un "posser".

    ResponderEliminar

Dejar aquí tu comentario te hace formar parte de este blog, ser otra cabeza aplastada que deja su opinión y una parte de su esencia. Muchas gracias!
Para pensamientos huecos, estúpidos y poco constructivos, ahorrate la molestia, acá no son bienvenidos (: