miércoles, 16 de noviembre de 2011

Rocío en el maravilloso mundo del Metal. Introducción


Estoy inspirada. La inspiración sale, en mi caso, de mirar el paisaje, pensar en blanco, flashar un poquito, dejar que la imaginación vuele, ver a mi perro mover su colita de acá para allá, escuchar música… Y bien, dado al reciente golpe de inspiración que me cayó en la cabeza cual balde helado de agua, de eso me toca hablar ahora, de la música, de “mí” música. Hagamos un pantallazo…
La mayoría de las veces, cuando empiezo a hablar con alguien, sale el tema de la música (sabiendo que generalmente me gusta socializar con gente del palo) y nos colgamos hablando del tema sobre equis banda o equis cd, muchas veces también sale la gran duda de “¿Cómo es que empezaste a escuchar esta música?” y cuando les respondo, les digo que prácticamente empecé por accidente. Sí, porque en mi familia no tengo la influencia directa de padre, madre, tíos, hermanos, padrinos (como pasa en muchos casos de gente que conozco) o incluso amigos, que de tanto hacerles escuchar a sus amigos, éstos se coparon con la onda y empezaron… Y así hay infinidades de historias de gente que empezó por al buen camino de diferentes maneras.
Es por eso, también gracias a las reiteradas preguntas sobre este tema, se me ocurrió contar cómo es que yo empecé a escuchar, que no parte del metal exactamente, sino todo lo contrario… Por eso se me ocurrió dividir en “capítulos” (ya que no fue un proceso que se dio de una, sino que tuvo varias partes/etapas) y contar con detalles cómo es que esto pasó. Esta entrada era para aclarar eso, el hecho de empezar una serie de entradas (como hubo unas cuantas anteriores) para el que le interese. Y también aclaro, como siempre está el enfermo que no me conoce y me juzga de “narcisista” sin saber, aclaro: estas entradas van a hablar DE MÍ, ya que es MI historia, MI inicio y cómo algún que otro factor influyó en mí y de alguna u otra manera cambió mi forma de ver (puedo nombrar un par de personas). Para evitar problemas y malos entendidos con los idiotas que comentan anónimamente, este avisito era para ustedes.
Ahora sí, voy a comenzar a transcribir la primera parte de esta serie de entradas, terminada hace dos días en mi blog no virtual, durante horas de clase… Espero que les guste. Con cariño, yo.

2 comentarios:

  1. Buenisimo tu blog. Me encanta.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno tu blog, y muy buena tu idea :)

    ResponderEliminar

Dejar aquí tu comentario te hace formar parte de este blog, ser otra cabeza aplastada que deja su opinión y una parte de su esencia. Muchas gracias!
Para pensamientos huecos, estúpidos y poco constructivos, ahorrate la molestia, acá no son bienvenidos (: